Motos de películas, ¿te suenan?

Si eres un fanático de las películas ¡este articulo te fascinará! ya que te llevaremos en un recorrido a toda velocidad por una galería repleta de motos de películas, las más nostálgicas, icónicas o controvertidas.

Apuesto a que desearías tener al menos una de estas en tu casa y salir a dar un paseo sintiéndote como todo un personaje de cine.

¡¿Qué no?! Sigue leyendo y verás…

Motos de películas más conocidas

Empezamos por una de las películas más vista por todos, porque ningún fan del cine escapa de la avasallante acción de Rambo: acorralado (1981) aunque mejor que ver a Sylvester Stallone luchar con sus enemigos, es mucho mejor emocionarse cuando conduce una Yamaha XT 250 que, aunque pareciera imposible, lo hace verse más duro ¿o no?

¿Quién no ha disfrutado de la hermosa y romántica película Top Gun; pasión y gloria (1986)? con su relación apasionante y peligrosa entre un piloto de combate y su hermosa instructora, en una de sus escenas más memorables podemos apreciar a la pareja en una fantástica motocicleta Kawasaki GPZ 900 R coloro rojo y negro, que fue el deseo de muchas personas en ese momento.

Asimismo, saltamos del romance a la acción con Terminator 2: el juego final (1991), una cinta inolvidable y vista por la mayoría de la población mundial, causando gran impacto en su memorable escena de acción donde vemos a Arnold Schwarzenegger disparando desde una majestuosa Harley-Davidson Fat Boy FLSTF para rescatar al -en ese entonces- pequeño John Connor y salvando así el planeta de la infame Skynet.

motos de película

Y ¿qué es mejor que una película de artes marciales? ¡Exacto! ¡Una película con artes marciales y motocicletas!, lo que vimos en Romeo debe morir (2000) con una imponente Triumph Tiger 900 a toda velocidad, trasportando a un maestro de los golpes y patadas. Y si eres aficionado de las películas asiáticas, estarás más que de acuerdo con esto.

Por otra parte, Matrix Reloaded (2003) es una de las películas más imaginativas que te hacen dudar de la realidad de tu entorno, pero en esta entrega no solo disfrutamos de la acción de las peleas en cámara lenta con movimientos imposibles, sino que nuestros corazones se aceleran a la par que Trinity parece arrasar el asfalto en una Ducati 996 en color negro.

motos de película

Además, Kill Bill, La Venganza (2004) es una de las películas más emocionantes de todos los tiempos porque –sin duda alguna- no hay nada mejor que ver a una hermosa rubia cómo Uma Thurman peleando contra aquellos que le hicieron daño, enfundada en un mono amarillo conduciendo una Kawasaki ZZR 250 del mismo color que con su rugido hacia temblar las calles de Tokyo.

Pero si eres de los que te emocionan las motocicletas rediseñadas, Ghost Rider (2007) es un deleite visual, porque no solo apreciaremos la icónica HellCycle, si no que aparecen muchas más como la Harley-Davidson Panhead, una Buell X1 Lightning, una Harley-Davidson Sportster y una Honda ST 1100 Pan European, la segunda entrega de esta saga no es la excepción pues lo vemos en una imponente Yamaha VMAX. ¡Vaya película!

¿Aún se pueden comprar las más icónicas del cine?

Todas estas motos en sus tiempos –incluso actualmente- siguen siendo muy atractivas, sus beneficios sin duda son la majestuosidad con la que han sido creadas, su rapidez y resistencia.

Entre las desventajas de las motos de películas se encuentra ¡su alto precio! Pues pocos se pueden permitir comprarse una Harley-Davidson Sportster, una Honda ST 1100 Pan European, o una Kawasaki GPZ 900 R.  Sin embargo, aunque parezca imposible ¡Si se puede! Debido a que existen varias a nivel mundial a buenos precios y de aspectos impecables.

Para terminar, nos vamos a algo más de ciencia ficción recordando a Tron: el legado (2010) donde nos ofrecen un espectáculo visual al trasladarnos a un mundo virtual donde el protagonista además de salvar su vida debe luchar contra el gobernante de ese mundo, y en una de las escenas más emocionantes veremos unas particulares motocicletas futurísticas llamadas Light Cycle.

Sin embargo, aunque la Light Cycle es muy llamativa, no deja de ser efectos especiales y no existe en el mercado. A pesar de ello, algunos aficionados han decidido crear las suyas. Aunque el cine está repleto de estos maravillosos vehículos, cada día te sorprenderán aún más con sus increíbles creaciones.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

loader